lunes, 31 de diciembre de 2012

Responder a la Situación General, Con la Confianza en Nosotros Mismos

A esta altura, ya no debemos insistir mas en que la situación no es buena, que hay pocas posibilidades de progreso y que muy seguramente lo que nos queda de vida activa vamos a deber trabajar de forma resuelta para superar una situación a la que hemos llegado entre todos. Y lo digo bien: entre todos. Y si, también es ya hora de que no nos dejemos llevar con lo que ya semejan excusas y busquemos un camino por el que apostar y caminar con paso firme por él.

Las cosas ya no son –ni van a ser- como ha sido hasta hace pocos años, en los que encontrar financiación, nos forzaba a ser imaginativos y elucubrar en positivo sobre de qué manera entendíamos que debía ser nuestro objetivo entendido prácticamente desde nuestra convicción en una idea.

Ahora debemos buscar la idea y intentar ponerla en marcha con la vista puesta en que los recursos serán los que tengamos en nuestros bolsillos, en nuestro corazón y en nuestra habilidad.

Hemos de pensar en que nuestra primordial fuerza está en darle valor a nuestro trabajo y saber que toda vez que lo efectuamos, nuestros activos personales medran. Y no estoy hablando de dinero, hablo de conocimiento y de salir de la “invisibilidad” de aquellos que aguardan que les llegue su oportunidad sin estar en marcha.

Que nos esperan años difíciles ya lo sabemos. Y que valemos, asimismo lo sabemos. Tan solo se trata de buscar la combinación justa para que seamos listos y sepamos utilizar nuestros activos, y no quedarnos quietos y también inmóviles, ya que nuestro valor como profesionales está en “lo que hacemos con lo que sabemos hacer”.

Es hora de confiar en nuestras posibilidades, de forzarnos a estar ocupados en posicionarnos, buscar nuestra ocasión y confiar en que todo lo que hagamos tiene proyección geométrica. Termina siendo viral hasta el punto, en que cuando requieran a alguien con nuestras habilidades o bien nuestra voluntad de trabajo, van a contar con nosotros.

Tampoco se trata de estar vendiéndonos constantemente, si bien si de efectuar acciones y trabajos, y que lo que transmitamos es que se puede contar con nosotros.

Los equipos de trabajo si quieren ser fuertes y ganar valor, precisan personas comprometidas y capaces. Por esta razón, hemos de estar alertas y darle fama a nuestro trabajo con hechos.

La confianza en nosotros mismos es fundamental. Os invito a que practiquéis y también invitéis a practicar.

0 comentarios:

Publicar un comentario