lunes, 18 de marzo de 2013

Como encontrar el coraje para asumir riesgos


Las personas no cambian cuando se sienten bien.Cambian cuando están hartas.Cuando las cosas van sobre ruedas, todos tendemos a seguir con lo mismo que estamos haciendo.El dolor nos empuja a las decisiones cruciales.Nos duele y finalmente elegimos.Esa es la clave: finalmente. ¡No aguanto más .!

Con demasiada frecuencia nos abandonamos a la cobardía de ser demasiado "precavidos", nos vendemos a cambio de una promesa de seguridad y acabamos siendo estafados. Usted lo ha visto. La futilidad de utilizar nuestro trabajo como un refugio donde ocultarnos"Soy abogado y nada más". Ola inutilidad de buscar un significado a través  de los logros del cónyuge: " el síndrome de la esposa del médico"( algo que se ve también en los cónyuges de los políticos, los ejecutivos, los abogados, los actores....en la esposa y en el marido que evita los desafíos más allá de la rutina diaria o creer que disfrutar indirectamente del éxito del cónyuge es suficiente para hacer sus vidas más significativas. 
Un viejo chiste nos dice lo mismo de otra manera: ¿ La bolsa o la vida ?, pregunta el ladrón " Quédese con mi vida. Estoy ahorrando para mi retiro, responde nuestro héroe siempre tan precavido.
Por increíble que parezca, muchas personas continúan con su estilo de vida, con los mismos hábitos, aunque se sientan infelices, solos aburridos, desgraciados o maltratados. ¿ Por qué ?.Es muy sencillo. Porque el hábito es un buen lugar para ocultarse.
Un hombre se pasa toda la vida trabajando entre sesenta y cien horas a la semana, con el propósito de hacerse rico.¿ Por qué ?. Porque ha visto cómo su padre, después de trabajar toda su vida como un esclavo, sin divertirse nunca, murió mientras trabajaba, y él no quiere que le ocurra lo mismo.
Otros intentan vivir cautelosa mente en la seguridad de los patrones conocidos.No se sienten gratificados, no han encontrado la formula del éxito " sea cual sea" pero evitan el fracaso. Estos son los muertos vivientes: cuando la seguridad se convierte en la preocupación dominante.El hombre no vive sólo de la seguridad, ni por supuesto ,la mujer.
Asumir riesgos es la parte principal de la " cura", así que no confíe en que podrá evitarlo.El estilo de vida que proponemos consiste en preguntarse cada vez que se intenta algo nuevo: "Cuál es el riesgo y cual es el beneficio a obtener? Es una actitud donde usted espera que asumir un riesgo conforme con lo que está haciendo en este planeta. No se trata de asumir riesgos inverosímiles: si nos vamos a los extremos a la hora , no tendremos la oportunidad de aprender nada nuevo.Pero asumir cada vez más riesgos de una manera sensata y mesurada parece ser la mejor manera de seguir adelante.
Por ejemplo , cuando estás aprendiendo a montar en bicicleta,no se meterá de buenas a primeras en medio del tráfico intenso. Buscará una calle donde, si se cae, al menos no acabará atropellado.


Fuente: 

0 comentarios:

Publicar un comentario