miércoles, 26 de febrero de 2014

Los Negocios Se Construyen Sobre La Conveniencia De Los Demás, No Sobre Tu Conveniencia

No tienes un negocio para hacerte la vida más "conveniente" a ti, tienes un negocio para hacerle la vida mas conveniente a los demás...



Si este punto no lo tienes claro, es preciso que pienses en él, para que te pongas a construir "un negocio", porque hasta que no lo entiendas, estás desarrollando un hobby, una actividad entretenida más o menos lucrativa... o no, pero desde luego no un verdadero negocio...

La cuestión es ¿que resultados persigues, los de un hobby, o los de un negocio??

En el primer caso, perfecto, no leas más, este post no te va a aportar nada, 


Si eres del segundo parecer, atiende al ejemplo de el caso real de los Drugstores:



LOS PRIMEROS DRUGSTORES. El paradigma de los inconvenientes y las conveniencias de un negocio de éxito:



Cuando aparecieron los primeros Drugstores, para los más jóvenes que no los conocisteis en su momento de apogeo: eran unos centros comerciales con cafetería y restaurante rápido, tipo área de descanso de una autopista, pero con tiendas de todo tipo, desde ropa, hasta maletas, todo muy "ecléctico"

Estos centros tuvieron un éxito arrollador, a pesar de que se instalaban en el pleno centro de las ciudades, con un coste alquiler o compra, de suelo por metro cuadrado, por encima de todo lo razonable, y más teniendo en cuenta que tenían que rehabilitar y habilitar, todas las plantas bajas de una manzana de edificios que diera por ejemplo a Pso. de Gracia en Barcelona (este creo que aún sobre vive, aunque es una reliquia rara), o en plena zona alta de La Moraleja de Madrid. 

Por este motivo, los precios eran elevadisimos, aún cuando la calidad no era especialmente buena, y mas teniendo en cuenta la zonas en las que se implantaban.

En cuanto a variedad de productos, pues hombre, un tanto extraña, la cafetería se juntaba con una tienda de bolsos y maletas, y detrás del billar, podías encontrar una perfumería / floristería, a la que se accedia por la puerta que estaba justo al lado de la máquina de preservativos, el estanco, la licorería, y el videoclub, eran otros de esos negocios acogidos en pequeños locales "cubículo", y en algunos casos podían llegar a albergar pequeñas "mini discotecas" o locales de conciertos.


Ostentaban eso sí, lo que entonces era una "peculiaridad" y es que fueron los primeros locales abiertos las 24h del día, los 365 días del año, incluyendo las primeras farmacias 24h 365h, lo que suponía una serie de permisos especiales y normativas a la carta, que generaban toda clase de problemas con ayuntamientos y hacienda, y unos costes en impuestos que debían de quitar el hipo, por lo que llegue a saber o interesarme en aquella época.

Sin embargo durante casi tres décadas entre finales de los 70 y principios del 2.000, fueron de los negocios más prósperos que podías montar, si te lo podías permitir claro, ¿¿Porqué??


UNA PISTA: En aquel entonces, a partir de, como mucho las dos de la madrugada, las ciudades cerraban completamente sus centros neurálgicos y sus zonas medias y residenciales, y si querías continuar la marcha después de esa hora, debías prepararte para introducirte en los barrios más peligrosos y menos recomendables de la ciudad, y juntarte con lo mejor de cada casa...

Así que, todo lo que no hubieras hecho, o conseguido antes de la cena en el restaurante, ya debía de esperar a mejor ocasión...

De repente, después de cenar con tu chica o los amigos, podías arrancarte y comprarle unas flores a esa con la que habías compartido el pollo a la cazadora, y de paso, proveerte de la protección adecuada de preservativos, o ir a jugar un billar con los amigos, tomando unas cervezas hasta las tantas, muy conveniente..

Si te aburrías en casa, siempre podías ir a las 3 de la mañana a por una película del videoclub, y no te cuento si te quedabas sin tabaco o sin alcohol en medio de una reunión/party que se había terciado en tu casa por "generación espontanea", o te empezaba a doler una muela de madrugada...que bien y que conveniente el Drugstore en el centro..


Es el paradigma de la conveniencia para los clientes y consumidores, construido sobre la máxima cantidad de inconvenientes posibles para el empresario que lo montaba.

Ni que decir tiene que el éxito de los Drugstores fue apoteósico, los primeros evolucionaron en cadenas de Drugstores, que dieron nombre a su género, y que se expandieron por las principales capitales del mundo, generando fabulosas fortunas durante ese espacio de tiempo.

Así que, entiende el concepto, y contra antes lo hagas, antes tomarás la actitud de empresario que requiere tu negocio.


TU CONSTRUYES TU NEGOCIO SOBRE LA CONVENIENCIA DE LOS DEMÁS, Y POR ENCIMA DE TUS INCONVENIENTES, NUNCA AL REVÉS.

Piénsalo y espero que las conclusiones te ayuden a prosperar mucho y todo lo grande que imagines...

Autor: Sergi Ferrer

0 comentarios:

Publicar un comentario