sábado, 19 de abril de 2014

Emprendedor o empresario



                                      w
                                       Diferencias entre emprendedor y empresario


















Son conceptos distintos que a menudo son confundidos por lo mismo. La persona emprendedora es aquella que teniendo actitud proactiva e iniciativa, decide no trabajar para otro a cambio de un sueldo, para iniciar su propia actividad o negocio.

Aunque la actitud emprendedora la puede tener el empresario, hay ciertas diferencias que hace que la mayoría de personas que trabajan por cuenta propia no se comporten como empresarios.

En ningún momento te hablo del volumen de facturación de la empresa, del número de trabajadores o de otras cuestiones referentes a la magnitud o o grandeza de la empresa. Por tanto, puedes ser empresario si trabajas sin personal o teniendo 100 personas a tu cargo. Las diferencias de uno y otro son en la forma de cómo trabajan.

Normalmente el emprendedor es la persona que con poca planificación y organización, se enfoca en la acción, trabajando con gran esfuerzo y muchas horas de dedicación, atendiendo todo tipo de tareas en la empresa, con actitud de “apagafuegos”, con lo que la mayoría de ellos acaban convirtiéndose en auto-empleados de su propia actividad. Su calidad de vida, no se diferencia mucho de la persona que trabaja por cuenta ajena, a no ser por la libertad de actuación que puede tener. Por tanto, es aquel que “trabaja” en su negocio.

El emprendedor que actúa como empresario es aquel que se ha desarrollado personal y profesionalmente adquiriendo habilidades y destrezas, que le llevan a crear un sistema. No “trabaja” en su negocio, sino que gerencia y dirige su negocio.

A lo largo de los años, he visto como la mayoría de emprendedores cometen una y otra vez los mismos errores, que hacen que sus negocios no prosperen. Esta es una de las razones del porque muchas personas inician todo tipo de negocios pero fracasan siempre. No importa en qué sector trabajen, mientras no transformen su forma de trabajar.

Los 3 aspectos primordiales para que una persona emprendedora esté actuando realmente como empresario son:

1- Detectar y enfocarse en sus áreas de alta rentabilidad.
Son aquellas tareas que están directamente vinculadas a obtener resultados económicos y que por tanto son vitales para el beneficio del negocio. A ellas dedican como mínimo el 80% de su tiempo. El emprendedor común dedica mucho tiempo a tareas que no producen beneficios. Trabaja mucho pero es poco productivo.

2- Delegar y hacerlo en las personas adecuadas
El auténtico empresario sabe que no puede acaparar todas las funciones y por ello delega de forma profesional las tareas que no son de alta rentabilidad en las personas que tienen la actitud y la aptitud adecuadas para llevarlas a buen fin. Ello le proporciona tranquilidad y control del negocio.

3- Eliminar los hábitos poco productivos
El emprendedor común tiene a lo largo del día diversas actitudes erróneas, que le llevan a tener imprevistos e interrupciones continuas, lo que le desvía de sus objetivos para estar permanentemente solucionando problemas. Se pierde en el día a día del negocio y ello provoca que la mayoría se sientan sin rumbo.

El empresario analiza, planifica y prevé su jornada, eliminando las acciones que resultan perjudiciales o inútiles para el éxito del negocio y enfocándose en aquellas áreas que le aportan crecimiento y resultados.

0 comentarios:

Publicar un comentario